lunes, 24 de noviembre de 2014

7 años y 7 días



Este blog hoy cumple 7 años y 7 días.

Soy una persona que se olvida bastante de las fechas de cumpleaños, pero por suerte ahora mi amigo facebook ayuda a que me acuerde, porque si no fuese por él, estoy seguro que no sería tan obediente en mis saludos cumpleañeros.

En algún momento pensé que si un día estoy medio melancólico, una buena forma de levantarme en ánimo es cambiar la fecha de cumpleaños en facebook. Estoy seguro que recibiría muchísimos saludos deseándome un excelente día, porque la gran mayoría de mis amigos de facebook no tienen idea cual es la fecha de mi cumpleaños, y obviamente a mí me pasaría lo mismo si ellos lo hacen.

Con respecto a los saludos de cumpleaños si te tengo que ser sincero, lo que menos me molesta que se olviden de saludarme son mis afectos más cercanos, mis amigos de toda la vida, porque más allá de que se puedan olvidar, sé lo mucho que me quieren y que si se olvidan o se les pasa saludarme, ese cariño no va a cambiar. Lo que me puede generar un cierto malestar son aquellas personas que no son grandes amigos, pero sí que me generaría un cierto placer y alegría recibir su saludos.

Por eso, espero que mi blog piense igual que yo y sepa lo mucho que lo quiero, por lo que deseo que no se haya enojado por haberme pasado siete días en saludarlo por su cumpleaños.

lunes, 17 de noviembre de 2014

À Beira do Caminho


El otro día fui al cine a ver la película brasilera “À beira do caminho” en la cual la gran mayoría de la película transcurre en la ruta. Más allá de que es una película recomendable, uno de los tantos camiones que aparecen tenía una leyenda que decía:

“Vivir es como dibujar sin una goma de borrar.”

Los siguientes minutos de la película me distraje un tanto del argumento pensando en esa frase y sus paralelismos con la vida real intentando descifrar cuán cierta podía ser, y me sorprendí a mí mismo estando muy de acuerdo con aquella frase que al principio parecía más simple que certera.

Nacés sabiendo que en la vida no hay goma de borrar. Te cuesta algunos choques contra la pared asimilarlo, pero te terminás dando cuenta que la vida es un continuo avance, que no podés volver atrás y cada acción que hacés no puede retrotraerse, por más que más de una vez te hayan dado ganas.

Siendo conscientes de lo anterior, hay diferente tipos de personas.

Están lo que sabiendo que no pueden borrar van dibujando extremadamente lento, teniendo mucho cuidado de todo e intentando asegurarse de no equivocarse, porque saben que si lo hacen no van a poder borrar ese error. Es verdad que pocas veces se equivocan, pero lo malo de este tipo de personas es que cuando llega el fin del tiempo, se dan cuenta que dibujaron mucho menos de lo que les hubiese gustado, su dibujo termina ocupando un muy poco espacio de la gran hoja en blanco que es la vida.

También es verdad que están los que ni siquiera se animan a empezar a dibujar, les da terror equivocarse, entonces prefieren quedarse quietos frente a la hoja en blanco para asegurarse de que no se van a equivocar. Naturalmente nunca se equivocan, pero tampoco supieron lo divertido que es ponerse a dibujar.

En el otro extremo al anterior están los que ni siquiera se dieron cuenta que no tienen goma de borrar, porque tampoco les interesa usarla al momento de equivocarse. Se ponen a dibujar, y si se equivocan dejan el dibujo y se ponen a dibujar en otra parte de la hoja, sin importarles que haya quedado parte del dibujo abandonado y queriendo ser terminado.

Para terminar, aunque creo que se me podrían ocurrir algunos más, está la persona que es consciente que no tiene goma de borrar, pero no por eso es extremadamente cuidadosa ni tampoco es temerosa de ponerse a dibujar. Empieza a hacerlo según lo va sintiendo, sabiendo que se puede equivocar, y al momento de que se equivoca como todo el mundo no deja el dibujo para hacer uno nuevo, sino simplemente se pone en perspectiva y con su creatividad intenta arreglarlo con nuevos trazos del lápiz. Probablemente no termine siendo tal cual lo pensó, pero es un dibujo mucho más cercano a la vida misma con trazos que no eran esperados, pero que con creatividad pueden hacer que incluso sea un dibujo mucho más lindo que aquel que se ideó originalmente.

Creo que tampoco es que podríamos catalogarnos en alguna de las cuatro formas de dibujar todo el tiempo. Hay momentos en nuestra vida en que nos bloqueamos y preferimos hacer una pausa y dejar de dibujar, y otros nos queremos llevar el mundo por delante y empezamos a dibujar sin importarnos mucho cual será el resultado. También hay momentos para ser más cuidadosos y conservadores asegurando lo que vamos a dibujar intentando equivocarnos lo menos posible, y finalmente hay momentos para avanzar sin miedo a lo que está por venir pero mirando para atrás para ver cómo está quedando el dibujo completo.

lunes, 10 de noviembre de 2014

Paradigmas de belleza


No fui consciente de mis ojos claros hasta mi adolescencia.

No sabia que el color de mis ojos era diferente a los de los demás, o probablemente si, pero eso no hacia que fuesen mejores o peores, simplemente eran diferentes. Naturalmente para el resto no era solo que eran diferentes, sino que eran mas lindos que la mayoría y eso causaba una cierta atracción.

Lo que me causa curiosidad es si son lindos porque son claros o son lindos por ser diferentes. Además de ser diferentes, naturalmente hay una cierta convención de que los ojos claros son mas lindos, pero insisto, ¿qué hace más lindos a los ojos por ser de un color y no de otro?

Todo este pensamiento me viene a la cabeza por un viaje que hice a Londres. Una amiga usaba lentes de contacto de color claro para que sus ojos marrones se transformaran en ojos claros. Lo curioso es que en ese lugar, en el cual la mayoría tiene ojos claros, lo atractivo eran las personas que tenían ojos marrones, y no entendían como una persona con ese color de ojos quisiera cambiarlos por ojos claros.

Qué lástima estar ya invadido por enormes paradigmas en cuanto a la belleza.

lunes, 3 de noviembre de 2014

Google es gay

Por una cuestión extraña, que sólo los astrofísicos que trabajan en Google saben, si buscás un nombre en Google para saber que piensa sobre el mismo, existen altísimas posibilidades que te diga que es Gay:








Si confiás en mi, no hace falta que lo vayas a comprobar, sino, andá a comprobarlo que no hay problema.

lunes, 27 de octubre de 2014

Dependencia


El ser humano siempre, por necesidad o por deseo, termina dependiendo de alguien. No hablo de una dependencia económica ni mucho menos, sino de una dependencia sentimental.

Cuando sos niño, naturalmente existe una dependencia obvia hacia tus padres. El ser humano debe ser uno de los pocos seres vivos que nace extremadamente indefenso. Sería imposible pensar en sobrevivir sin que haya otra persona que te cuide, te alimente, te de cariño, etc.

En la juventud, es cuando buscás enamorarte, y si tenés la gran ventaja, suerte o bendición de encontrar a aquella persona con la cual compartir gran parte de tu tiempo, significa que ya no pensás en la felicidad exclusiva tuya, sino que la otra persona pasa a ser en muchos casos la prioridad. La felicidad de la otra persona muchas veces es la que justifica gran parte de tus actos.

Más adelante tenés hijos, y ese es un momento disruptivo. Hay un antes y un después de haber “creado” vida. Este debe ser el momento en que más te alejás de priorizar los deseos propios para satisfacer a esa personita que trajiste al mundo. Ya todo tu día a día gira en torno a buscar la máxima felicidad posible a tus hijos.

Cuando esos hijos ya crecieron y se hicieron grandes, ya dejás de ser tan imprescindibles en sus vidas y empiezan a comenzar su propio camino. Lo que suele suceder es que en ese momento, quienes requieren mayor atención de tu parte, son tus propios padres, ya mayores, ya sin poder ser extremadamente independientes, te empezás a preocupar por ellos e intentás que sus días sean lo más confortables y felices posibles.

A pesar de lo dicho anteriormente hay dos momentos en tu vida donde esa dependencia hacia otra persona deja de ser tan marcada, y eso se nota e influye en tus comportamientos.

El primer momento en que vivís esa sensación de ser libre y que nada ni nadie dependa de vos, es la adolescencia. Crees que podés cambiar el mundo, sos revolucionario, te importan poco las consecuencias de tus actos, y eso se debe principalmente porque, como dije anteriormente, no dependés de nada ni nadie, ni tampoco alguien depende de vos. Pensás que podés hacer cualquier cosa y que queda toda una vida por delante creyendo que siempre vas a tener ese sentimiento de que todo lo podés y que arriesgar es la regla y no la excepción.

El problema puede llegar cuando avanzás en edad y te das cuenta que ciertas premisas que pensabas no se cumplen y puede aparecer una crisis más existencial. Pero ahí ya entrás en la juventud, y si aparece esa persona, tal como comenté al principio, que te acompañará en tu día a día, ya las preocupaciones pasan a ser otras.

El otro momento en la vida en que sentìs que ya no dependés de nadie es cuando ya entrás en una edad avanzada, luego de jubilarte, ya siendo la parte más alta de la pirámide familiar, pero con una vitalidad que no creerías que podrías tener cuando llegases. La gran diferencia con la adolescencia es que sabés que no tenés una larga vida por delante, y es ahí donde puede haber una gran distinción entre esa situación que hace que puedas deprimirte por saber que ya entrás en la última etapa de tu vidas, o por el contrario, que al saber eso, te dedicás a disfrutarlo dedicando ese tiempo a priorizarte y disfrutando de lo que querés y como lo querés, sin pensar tanto en las consecuencias, tal como lo hiciste tantos años atrás.

lunes, 20 de octubre de 2014

The Moon

Este blog no solo tiene como objetivo compartir cosas que se le ocurren a mi cerebro, sino también compartir cosas que se le ocurrieron a los cerebros de otra gente pero que me parecen, por alguna razón, interesante compartir.

Este corto es una de esas cosas que habrá comenzado como idea en el cerebro de alguna persona, y después de mucho esfuerzo, tiempo y dedicación, logró transformarlo en este hermoso corto.

Podés pensar que dura 7 minutos y que no tenés tiempo para verlo, o darle al play y en 7 minutos terminar con una linda sonrisa en tu cara. Vos decidís.

lunes, 13 de octubre de 2014

¿Qué loco el clima, no?


Propongo que los lunes esté prohibido hablar del clima.

Existen dos posibilidades, o habría mucho más silencio en los lugares que frecuentamos, o nos veríamos obligados a ponernos a hablar sobre otros temas.

La primer opción puede parecer poco interesante, pero no lo creo así, y no por el silencio en sí, sino porque sería un silencio sincero, es decir, si no hay nada que decir, ¿por qué forzarlo? Cuán bueno sería que ese silencio nos provocara la misma tranquilidad que el transcurso del tiempo mientras hablamos del clima. Nos permitiría pensar en diferentes cosas y no “molestar” a nuestro cerebro hablando sobre temas que parecen poco relevantes.

Aceptar el silencio como algo natural y no incómodo, sería una gran evolución.

lunes, 6 de octubre de 2014

El dinero no es todo, pero...

Navegando por internet me topé con un artículo interesante sobre qué piensa la gente de cada país sobre su situación personal con respecto a sus objetivos (querer lo que uno hace todos los días y estar motivado para alcanzar sus objetivos), su situación financiera (la gestión de su vida económica para reducir el estrés y aumentar la seguridad), la comunidad en la que vive (estar a gusto en donde vive y tener el orgullo de su comunidad) , su aspecto social (tener relaciones de apoyo y amor en su vida) y el ejercicio físico (tener buena salud y suficiente energía para hacer las cosas todos los días).

Obviamente se trata de creer o no creer en este tipo de “encuestas”, pero vamos a darla por válida.

El primer cuadro que se muestra es el siguiente:


Lo que me llamó la atención es que este cuadro no deja de confirmar lo que vos y yo sabemos, pero que a pesar de eso no actuamos según pensamos. Como se ve en Europa se sienten satisfechos y bien en cuanto a su parte financiera, pero eso no les proporciona ni permite ser primeros en ninguna de las otras categorías.

A pesar de que vos sabés que el aspecto financiero no da la felicidad, te la pasas la mayor parte del tiempo del día haciendo cosas para satisfacer la parte financiera y no alguno de los otros cuatro aspectos.

Obviamente si tu situación financiera es crítica, tal como sucede en el Africa subsahariana, tampoco podés estar bien en los otros 4, pero me parece que todo se trata de un sano equilibrio.

Puede haber más conclusiones, pero en vez de decírtelas, es mejor qur vos pienses las tuyas sin ser contaminadas por las mias.

Ah! para que sepas, el país con más satisfacción general, no es ni Finlandia, ni Suiza y menos EEUU. El país que sale primero en el ranking, es Panamá.

Fuente: http://blog.healthways.com/2014/09/country-well-being-varies-greatly-worldwide/

lunes, 29 de septiembre de 2014

Regalo

Me encantan los atardeceres, y el otro día tuve el placer de ver uno sobre el ala del avión que me llevaba de algún lugar del planeta a otro. Son esos momentos en que la mente se te pone en blanco y solo disfrutás de observar y contemplar.

Como me gustó tanto, le saqué una foto y la comparto con vos.


martes, 23 de septiembre de 2014

¿Cómo sos?



Para los que vivimos el inicio de internet no en nuestra temprana adolescencia fuimos viendo y viviendo diferentes cambios en la forma de interactuar con este nuevo mundo. No nos fue totalmente natural su existencia como a los que nacieron en los últimos 15 años, pero tampoco lo vivimos como algo extraño y difícil de entender.

En estos años hubo muchos cambios en la forma de interactuar. Me acuerdo cuando era casi indispensable ser anónimo en internet, que nadie pudiera acceder a tus datos y daba mucho miedo el acceso de otros a información personal. De hecho los primeros mails intentaban ocultar el verdadero nombre y apellido, sin embargo, tiempo después, nos dimos cuenta que era mucho más fácil que el mismo fuera nuestro nombre y apellido para que sea más sencillo de recordar.

Más allá de eso, y siendo más específico al objetivo que tenía al empezar a escribir esta entrada, me resulta curioso la forma que teníamos de interactuar con gente desconocida en internet hace algunos años y cómo lo hacemos ahora.

Me acuerdo que antes para charlar con alguien desconocido entrabas en un chat donde había mucha gente y aleatoriamente, y por un nick que te llamara la atención, te ponías a hablar. Primero no sabías a veces si era hombre o mujer, no sabías de donde era y mucho menos su edad. Te ponías a charlar sobre diferentes temas, gustos, inquietudes y después de que te resultaba interesante la otra persona en algún momento llegaba la pregunta: ¿Cómo sos?”. Ahí empezaba una descripción la cual era imposible descifrar como era verdaderamente esa persona. Te decían que median 1,65, que sus ojos eran color miel, contextura delgada y un lunar en la mejilla. Con eso uno ya se hacia un mundo.

Pasados los años todo eso se perdió. Es más, no sólo se perdió, sino que cambió el paradigma. Antes primero conocías a la persona, y más tarde te enterabas como era físicamente.

Ahora con los nuevos programas para conocer gente, lo primero que ves es una foto, una imagen de la otra persona, es decir, cómo es físicamente. Sin palabras ni comentarios. Una foto, la edad y de dónde es.. Luego de ver esa foto, y con esos escasos y duros datos, tenés que decidir si al verla te dan ganas y te resulta interesante charlar.

¿Qué es mejor o peor? No lo sé. Si sé qué es lo que tiene más éxito y es demandado por más gente.

martes, 16 de septiembre de 2014

Soñar


Las calles de Madrid me recuerdan que no tengo que dejar de soñar.

Mi conciencia me recuerda que tengo que llevar los sueños a la práctica.

lunes, 1 de septiembre de 2014

Sinceridad


¿Está mal ser tan sincero? ¿Elenita se debería enojar por la pregunta?

lunes, 25 de agosto de 2014

Mentira


“Prefiero una verdad que duela a una mentira que evite ese dolor” dice mucha gente.

Si te tengo que ser sincero, yo no lo tengo muy claro. La vida es una, el tiempo pasa y el objetivo es intentar estar feliz el mayor tiempo posible. Si me cuentan algo que es verdad, pero me va a hacer doler, prefiero que no me lo cuenten, a no ser que yo sabiendo esa verdad pueda hacer algo para solucionar esa situación. Si me lo cuentan por el sólo hecho de que yo esté enterado, prefiero no enterarme.

No sé si es un acto de egoísmo, o de querer vivir en una burbuja. Puede ser que asi sea, pero mi objetivo principal es ser feliz el mayor tiempo posible, o por lo menos intentarlo. Así que ocultarme información para no hacerme sentir mal, yo no lo veo como algo negativo.

Puede ser que más adelante piense distinto, como lo hice en el pasado, pero hoy lo siento así.

lunes, 18 de agosto de 2014

60 minutos


¿Qué pasaría si hay una hora a la semana en la que todo lo que sucede en esos 60 minutos se olvidan automáticamente al finalizar ese tiempo?

Te propongo pensar qué harías en ese tiempo, en qué lo aprovecharías. Son 60 minutos en que puede suceder cualquier cosa, y que al minuto siguiente de terminar, todo el mundo olvida lo sucedido.

No sé muy bien qué cosas se te ocurrirían hacer, pero si hay algo de lo que estoy seguro, es que son cosas que por alguna razón no hiciste todavía.

Entonces mi razonamiento es, si no lo hiciste todavía, y lo harías sólo en el caso de que sea olvidado después, no es que no te animás a hacerlas, sino que lo que te da miedo son las consecuencias.

Alguien dijo por ahí: “Nada es para siempre, no me digas mi amor, que te falta valor, porque nada es para siempre."

lunes, 4 de agosto de 2014

Soy Cielo


Hola, mi nombre es Cielo y soy la protagonista de esta historia. La mayoría de las historias terminan bien, sobre todo las que son de ficción, así que estoy tranquila en cuanto a lo que pueda suceder en los próximos párrafos. Aunque si tengo que ser sincera, formar parte de este blog no me garantiza que vaya a terminar bien, porque la mayoría de las historias que escribe Martín llevan consigo cierta melancolía.

Martin me puso un nombre que me gusta, es original. Sé que es inevitable que él lea esto, porque es él quien lo está escribiendo, pero tengo que admitir que, a pesar de haber sido creada recién en el párrafo anterior, siento que me estoy enamorando.

Es verdad que puede ser un amor provocado por haber sido él quien me creo, pero me parece estar sintiendo algo más. Es un tanto extraño porque sé que nuestro amor es imposible, pero vos y yo sabemos que por más que un amor sea imposible esa no es condición suficiente para que nuestro corazón deje de sentir lo que siente.

Puede que suene a metáfora, pero en este caso es muy real, el día que Martín deje de pensar en mi yo moriré, asi que mi objetivo es no salir de su cabeza, de sus pensamientos, pero no como una mujer molesta, sino como alguien que aparece en los momentos en que él me necesite.

Esta entrada está terminando, pero por suerte al pareces no tiene un final convencional, simplemente termina sin nada categórico, lo cual me deja las esperanzas que en lugar de un fin, esto sea un continuará.

lunes, 28 de julio de 2014

Momento Mágico

Caminando por Gran Vía en Madrid, en un momento me pareció que había algo diferente. No me hice muchas preguntas, preferí sólo disfrutarlo.

domingo, 20 de julio de 2014

Empezaron ellos

"La guerra es una masacre entre gente que no se conoce, para provecho de gente que si se conoce pero que no se masacra"  Paul Ambroise Valéry Escritor Frances (1871-1945).

Mi ignorancia y lo tendenciosos que se muestran los medios de comunicación no me permiten de una forma clara darme cuenta quien puede tener razón en el conflicto entre Palestina e Israel.

Acá hay dos videos, de los tantos que hay dando vueltas por internet, el cual uno es a favor de Palestina y otro a favor de Israel. Como dije, hay varios de estos videos y solo seleccioné dos casi al azar.

Lo único que si tengo claro que en el medio hay gente civil e inocente que sufre y muere día a día.

BASTA DE GUERRA. Nada justifica la muerte de gente inocente.


lunes, 14 de julio de 2014

Conversación


En algún momento, mucho tiempo atrás, no existían las palabras.

Probablemente había otras formas de comunicarse, y eran más importantes las miradas, las sonrisas, los sonidos, las caricias.

Muchas veces las palabras entorpecen las conversaciones, porque generalmente nunca alcanzan al momento de expresar los sentimientos más profundos y sinceros.

Pensándolo un poco, y no creyendo equivocarme, mis conversaciones más interesantes y que nunca se me olvidarán, fueron en silencio.

lunes, 7 de julio de 2014

Porque lo sentí


“Porque lo sentí”

Deberías usar más esa frase en lugar de inventar excusas o justificaciones ante las preguntas ajenas sobre porqué hacés las cosas.

Te da mucho más miedo pensar en esas explicaciones que crees que tenés que dar, que las consecuencias de los actos de lo que realmente tenés ganas de hacer.

lunes, 30 de junio de 2014

Dejo constancia



Hoy me levanté con ganas de recorrer en motorhome toda Europa.

Son esos pensamientos que rara vez se llevan a cabo, ya sea por miedos, por falta de valentía o un sin fin de razones o excusas que nos ponemos.

El objetivo de esta entrada es dejar constancia del día que me levanté pensando eso, porque si en algún momento lo hago, siempre es bueno empezar contando el día que se tuvo la idea de hacerlo.